A la búsqueda de un fichaje de relumbrón

|

Pablo Iglesias le ha dejado un buen papelón a la ferrolana Yolanda Díaz, al señalarla con su dedo como su sucesora al frente de Unidas Podemos. Y es que la ministra, además de arreglar lo del trabajo en este país, que ya de por sí tiene que ser una labor hercúlea, tiene que buscar el modo de que los morados no pasen a ser historia en las siguientes elecciones. Según las proyecciones electorales que se van conociendo, la tarea encomendada por Iglesias es poco menos que imposible, así que la ministra más gallega está tirando de manual para intentar evitar, de aquí a un par de años, la debacle que le pronostican. Y, para ello, está dispuesta a ponerse en manos de las grandes figuras de las nuevas formaciones, en donde ya apenas quedan un par de nombres. El más conocido es Ada Colau, por ello, Díaz, se ha puesto manos a la obra para intentar convencer a la alcaldesa que encabece las listas podemitas por Barcelona en las Generals. Parece que sin mucho éxito por el momento. FOTO: yolanda díaz | aec

A la búsqueda de un fichaje de relumbrón