La contratación femenina se dispara en la comarca con la llegada del verano

El aumento de turistas y vecinos de vacaciones supone un incremento en la demanda de profesionales en la hostelería | E.c.
|

Las cifras de contratación femenina en la comarca de Ferrolterra, como cada año, han vuelto a dispararse con la llegada de la temporada estival. Del total de veinte municipios que componen el área, trece registraron mayores cifras de empleo de mujeres que de hombres; prácticamente una inversión completa de las cifras de los últimos meses, donde, con excepción de períodos vacacionales, unos dos tercios de los concellos suelen contar con mayores cifras de empleo masculino.

Este fenómeno responde principalmente a la gran presencia femenina en el sector servicios, que durante los meses de junio, julio y agosto demanda una mayor cantidad de profesionales ante el aumento de turistas y personas ociosas –en la provincia, por ejemplo, de los 7.313 parados en esta área de negocio, 5.177, un 70,7%, son mujeres–. El problema, al igual que suele suceder en enero tras las navidades, es que se trata de un aumento temporal, que se ve reflejado en las notablemente desiguales cifras de desempleo que no han variado. En esta ocasión son quince los municipios con un número significativamente mayor de mujeres que de hombres en el paro; una mejoría relativa comparada con abril –17 de 20– pero de tendencia firme.



Turismo


De una forma más concreta, en el balance del SEPE se puede observar como la mayoría de municipios que han cambiado su tendencia son aquellos con una mayor presencia de turistas.


Ares, Cabanas, Cedeira, Ortigueira, Pontedeume, San Sadurniño y Valdoviño invirtieron su tendencia de los últimos meses, mientras que áreas como As Pontes o As Somozas, con un mayor peso industrial, no presentaron variación alguna –este último caso resulta especialmente destacable, dado que registró 38 contrataciones masculinas y menos de cinco femeninas–. No obstante, también es importante señalar situaciones como las registradas en Ortigueira y Valdoviño, donde el número de parados es prácticamente idéntico entre ambos.

La contratación femenina se dispara en la comarca con la llegada del verano