¿Adonde vas Francisco?

|

El Papa ha sido protagonista de tres importantes noticias en estas dos semanas, y como siempre, con polémica. La primera por la intervención quirúrgica que ha sufrido y que parece resultó satisfactoria y se está recuperando. Me alegro mucho y le deseo lo mejor. La segunda ha sido porque no ha dicho. Me refiero a que se calla sobre los acontecimientos de Cuba. Y la última, la publicación de un Motu Proprio anulando uno anterior de su predecesor y Papa Emérito, Benedicto XVI. Estás dos últimas noticias ya serían merecedores de al menos un amplio comentario, que haré, pero hoy intento simplemente dibujarlos.


En cuanto a Cuba, tengo que decir que no me sorprende su silencio, a lo que está sucediendo en la Isla. Me puedo imaginar cómo está actuando la policía y el ejército cubano porque he tenido la suerte de visitar La Habana durante ocho días hace algunos años. Procuramos, mi esposa y yo, perdernos por las calles de la ciudad, acompañados, eso sí, por un conocido que allí aún vive. Vimos las dos Habanas, las dos Cubas, y comprendí por qué la gente se quiere marchar, y nadie quiere irse a vivir allí. Aquello ni pobreza es; es miseria. No puedo entender que no se pronuncie el Papa porque que la Iglesia ha de defender la dignidad de todos, sin escusas y por encima de todo. Y no lo hace.


La tercera noticia de políticamente correcta nada tiene, al contrario. Cuando en 2007 el Papa Benedicto XVI dicto su Motu Proprio autorizando celebrar misa por el rito anterior a la reforma del 70, manifesté opinión contraria y la mantengo. Pero en aquel momento Benedicto XVI, intentaba mantener el orden y el cisma (mal hecho) en sectores conservadores y lo consiguió. Ahora, con tal decisión, Francisco tiene a los progresistas alemanes en su contra (homosexualidad) y ahora a los conservadores; mientras los de en medio no encontramos sentido a esta Iglesia. Mal vamos, Sr. Papa.


Al margen de todo estos líos, quiero recordar al cura Pepe Couce que ha fallecido. Lo Conocí e hice actividades con él. Era, en su generación hay más como él, de los que convencen. Gracias y Descansa en paz, amigo.

¿Adonde vas Francisco?