El teletrabajo puede salir caro

|

Ya están las empresas apuradas con el regreso al trabajo presencial, y más desde que se ha conocido que con la nueva ley que regula el trabajo a distancia las multas por no dotar a los empleados de las herramientas necesarias, véase un ordenador, pueden alcanzar los 7.500 euros. Y si la mayoría ni siquiera contempla pagar la parte correspondiente al gasto de sus empleados de teléfono o de internet como para plantearse invertir en equipos informáticos. Les toca rezar para que no haya un retroceso en la desescalada que impida que las oficinas vuelvan a estar llenas. FOTO: Un hombre teletrabaja desde su casa | efe

El teletrabajo puede salir caro