Ares se queda sin su ventaja

La tripulación de Ares, durante la regata de ayer en Zierbena | Aitor Arrizabalaga/Eusko Label Liga
|

El cambio en la direccion del viento y el aumento de su intensidad a partir de la segunda tanda, así como el hecho competir en la peor calle, se combinaron para que la trainera del Club de Remo Ares cosechase ayer su peor resultado de lo que va de Eusko Label Liga. La “Santa Olalla” acabó en la duodécima y última posición la trigésimo octava edición de la Bandera Petronor, disputada en Zierbena y, aunque sigue fuera de las plazas de peligro, ahora su distancia es mucho menor: seis puntos con la plaza de descenso directo, pero tan solo dos con la que obliga a disputar el playoff.


Las cosas se empezaron a complicar después de una primera tanda en la que la trai-nera de Ondarroa fue la más rápida. Porque con lo que no contaba esta escuadra era con que el tiempo realizado le iba a llegar para ganar la prueba. La culpa la tuvo el cambio de la dirección del viento y el aumento de la intensidad del mismo, que afectó claramente a los participantes de las dos últimas tandas. En la primera de ellas intervino la embarcación del Club de Remo Ares, que desde el primer momento se vio lejos de casi todos sus rivales, lo que lo fue dejando cada vez más solo a la hora de completa el recorrido. Además, el hecho de que las condiciones fuesen peores le complicó aún más a la hora de estar cerca de los tiempos de rivales que van a acabar siendo directos.


Desventaja

En esta situación, los dos últimos largos acabaron siendo una auténtica agonía para la tripulación aresana. Con Urdaibai, Donostiarra y Cabo da Cruz luchando por hacerse, al menos, con la victoria en su tanda, la “Santa Olalla” fue viendo cómo su desventaja con respecto a los primeros puestos iba aumentado hasta el medio minuto que se registró a la hora de cruzar la línea de meta de su regata.


A la trainera aresana solo le quedaba la esperanza de que el viento afectase a los componentes de la tercera tanda para poder adelantar a alguno de ellos en la clasificación general. Pero no fue así y la “Santa Olalla” acabó en una duodécima plaza que le hace perder toda la ventaja que había amasado. El campeonato vuelve a empezar para él.

Ares se queda sin su ventaja