La hermana de la víctima del doble crimen de O Ceao califica de "paso importante" la declaración del único investigado

Fotografía de archivo de la hermana de la víctima asesinada en O Ceao
|

La hermana de la cajera asesinada en el doble crimen de O Ceao ha considerado un "paso importante" en la investigación el hecho de que el juzgado de primera instancia número uno de Lugo vaya a tomar declaración al que es para las familias el principal sospecho del doble crimen del Cash Record.


En concreto, se trata del camarero y dueño de un local en el centro de Lugo que ahora reside en Burgos y la declaración está prevista para el próximo 13 de julio a las 10,30 horas.


En un acto con fecha del pasado 30 de junio, se pone hora al crimen ocurrido el 30 de abril de 1992. Así, apunta que tuvo lugar "a partir de las 19.52" luego que conste una llamada de una de las víctimas, Elena López, a su suegra "con una duración de 4 minutos y 43 segundos" a las 19.48 horas.


A partir de ahí se desatarían los acontecimientos, con la entrada del presunto autor en esa nave industrial de O Ceao, donde se apoderó de una cantidad importante de dinero en pesetas (unos 22.700 euros) y "talones por importe de 524.159 pesetas (3.258,44 euros)".


En el auto figura que "no se apreció desorden, ni señales de lucha o resistencia, de lo que se deduce que el autor actuó desde una situación de confianza con las víctimas y que la muerte de éstas resulto necesaria no para perpetrar el atraco, sino para evitar ser delatado".


También se da cuenta de distintas declaraciones que conducen a la pista de este camarero y así se pone de manifiesto en el expediente del juzgado de primera instancia número uno de Lugo, que indica que "la relación ordenada y pormenorizada de los indicios existentes proporciona peso a la hipótesis de que al autor de los hechos podría ser MJ. V. C.".


De este modo, cobran fuerza los indicios de la Policía Local sobre el presunto autor, que fue gerente del Bar Los Ángel de la Rúa Nova, donde, según las investigaciones, "se llevaban a cabo actividades de tráfico de estupefacientes".


También en el registro efectuado, "tanto del local como del domicilio de dicho investigado, se le encontraron albaranes de compra en el establecimiento Cash Miño de diversos meses del año 92 y del Cash Record de los años 93 y 94".


La hermana de Elena, una de las víctimas, y que se topó con los cadáveres el 30 de abril de 1994 de su hermana y el reponedor Esteban Carballedo, no ha ocultado que "no" se esperaban este "auto" y que, por tanto, aún están "digiriendo" la información.


Además, recuerda que era lo que pedían "desde hace años. "Así de repente que nos digan que sí y que nos pongan fecha para la declaración hace que estemos muy contentos", ha señalado.


Del sospechoso, sobre el que descargan las culpas las dos familias, ha asegurado que "sigue trabajando en Burgos", al tiempo que volvía a reparar en que tenía un bar "en a rúa Nova donde se manejaba todo tipo de cosas ilegales".


Aunque es consciente de que esta toma de declaración "no es una cosa definitiva" sí que la ha considerado como "un paso muy importante porque nunca se había dado este paso de que se le vaya a tomar declaración".


Finalmente, Isabel López se sincera y asegura que ha "merecido la pena" esperar "todos estos años", más de 27, y ya adelanta que cuando el sospechoso acuda a la declaración ella va a intentar colarse para "recibirlo" como "se merece".  

La hermana de la víctima del doble crimen de O Ceao califica de "paso importante" la declaración del único investigado