Los contagios entre jóvenes empujan a Galicia a adaptarse a otro escenario

|

Galicia suma cuatro balances seguidos por encima de los dos centenares de contagios diarios -258, 271, 230 y los 229 recabados entre las seis de la tarde del viernes y la misma hora del sábado- y por la subida de contagios entre jóvenes se verá obligada a revisar medidas para ajustarlas a otro escenario.


Es la primera vez en mucho tiempo con tantos sectores de actividad funcionando, ocio nocturno incluido, pero la Xunta no oculta en las últimas jornadas su inquietud por esta tendencia ascendente, que al menos por ahora no se está reflejando en los hospitales pero que, con todo, está complicando el inicio del verano.


El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, ha reconocido este fin de semana que el comité clínico asesor podría decidir el próximo martes un aumento de las restricciones, pues hasta la fecha las que se han puesto en marcha están orientadas a preservar la capacidad asistencial. No obstante, en este momento, como la realidad es otra, habrá que estudiar "nuevas opciones" más ajustadas.


"El planteamiento que tenemos que hacer en esta situación nueva es adaptarla a esta realidad. Tendremos que revisar las medidas en función de estas características", ha dejado caer Comesaña como anticipo de lo que va a ocurrir.


Por ahora, la presión hospitalaria ha bajado mínimamente en la Comunidad al pasar de 53 a 51 las personas ingresadas por covid-19.


Galicia se encuentra por encima de los dos mil casos activos de covid-19 (2.285), con 149 más que en el recuento previo (cuando eran 142), y caen ligeramente los pacientes en UCI, al sumar diez, uno menos.


Según el último acumulado de 24 horas del servicio gallego de salud (Sergas), en planta convencional hay un total de 41 pacientes, uno menos.


Desde que se inició la pandemia, se han contagiado en Galicia 130.626 ciudadanos y se han curado 125.929, de ellos 80 en las últimas horas, en las que no se han comunicado muertes, con lo que la cifra de fallecidos se mantiene en 2.437.


La última fue el primero de julio, la de un hombre de 61 años, sin patologías previas, ingresado en el Hospital Lucus Augusti (HULA).


Las pruebas PCR realizadas ascienden a 2.377.542, de las que 3.831 han sido en el último día.


La tasa de positividad se ha situado en el 5,9 por ciento, por encima del 5 con el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) da por controlada la situación.


También se han realizado 591.340 pruebas de antígenos y 1.001.465 de otro tipo para detectar el virus.


Por áreas sanitarias, los casos aumentan en todas ellas, con A Coruña liderando ese empeoramiento de los datos epidemiológicos.


Los casos se concentran el población de 12 a 29 años y los expertos advierten de que el virus sigue ahí y de que hay que continuar con las medidas de protección porque la crisis sanitaria no ha llegado a su fin y el colectivo de jóvenes todavía no está inmunizado contra el virus.


En Galicia el ocio nocturno reabrió el pasado 1 de julio, las terrazas de los locales hosteleros han visto incrementada su ocupación hasta el 100% y se permite el uso de las barras, aunque solamente para servir y pedir, pues la consumición habrá de ser llevada a la mesa. 

Los contagios entre jóvenes empujan a Galicia a adaptarse a otro escenario