Envidiosos sí, pero tampoco tanto

Pablo Díaz | EP
|

Para que luego digan que somos unos envidiosos. Lo más visto el jueves en televisión fue el momento en el que Pablo Díaz ganaba el bote de ‘Pasapalabra’ después de 260 programas. En prime time y compitiendo con series, películas y realities. Porque, aunque luego nos encante restarle méritos a los demás, nos gusta la excelencia. Disfrutamos con lo extraordinario, sobre todo si proviene de alguien que podría ser nuestro vecino o nuestro compañero de trabajo. Y sonreímos inevitablemente al ver ese momento de felicidad del que consigue su objetivo a base de esfuerzo. Será que somos envidiosos, pero no mucho.

Envidiosos sí, pero tampoco tanto