El Rally de Narón estrena escenario con idéntica ilusión

Un coche participante realiza un viraje en una curva del trazado | aec
|

El Rally Cidade de Narón cambia de escenario con motivo de su trigésimo tercera edición, la que se celebra mañana y que supone la vuelta de una competición que el año pasado no pudo llevarse a cabo por culpa de la pandemia. Pero, a diferencia de todas las ediciones anteriores, en las que la prueba estaba encuadrado en el Campeonato Gallego de rallys de asfalto, en esta ocasión formará parte de la Copa de España CERA Recalvi, una competición que constará de la disputa de nueve pruebas.


El cambio es escenario, sin embargo, no rebaja la ambición de los organizadores. Si en el certamen autonómica la prueba naronesa contaba con el máximo coeficiente a la hora de puntuar para la clasificación general, ahora lo que se pretende es coloca el Rally de Narón entre los mejores de este certamen nacional. Esta, que será la segunda prueba de la competición, se inserta en un grupo de nueve carreras que se disputarán entre Galicia, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana y Andalucía.


Con una participación menor que la de otros años –en esta ocasión son 66 los inscritos en vez de los más de cien que eran habituales en años anteriores– y un recorrido que pasa por diferentes concellos de la comarca de Ferrolterra, los participantes intentarán brillar en esta cita.


Se da la circunstancia de que, además, el ganador se estrenará en la nómina de vencedores de este certamen, ya que ninguno de los presentes lo ha ganado antes.

El Rally de Narón estrena escenario con idéntica ilusión