Un San Juan que sí fue tradicional

Las sardinas fueron las reinas de la noche | Patricia G. Fraga
|

Nos encantan las tradiciones, pero todavía nos gusta más una fiesta. Y si en San Juan no se pueden encender hogueras para quemar el meigallo se espanta a base de humo de sardiñada y tan contentos. Lo de pasar la noche en la playa, además, no es tan antiguo. Dicen los mayores del lugar que es cosa de jóvenes que en su día se buscaron su propia parcela lejos de las miradas paternas. Lo de siempre era celebrar en el barrio, con los vecinos de toda la vida, haciendo más grandes las familias. Y esa tradición se recuperó, al menos por un año, gracias al virus.

Un San Juan que sí fue tradicional