Vigo tiene dueño y se llama Abel

|

Lo de Abel Caballero con Vigo es una pasión territorial como pocas se han visto. La ciudad es suya y cualquiera que se atreva a tocarla sufrirá su ira. Y más si es el presidente de la Xunta, que ya sabemos que no es santo de su devoción. La gran ofensa que le ha infligido el líder autonómico al alcalde vigués ha sido tener la desfachatez de izar la bandera azul de las islas Cíes en el acto de entrega de enseñas a los representantes municipales. Terrible. Una bandera que es de Vigo, clamaba Abel. cómo se le ocurre apropiarse de ella. Normal que imaginándose el disgusto decidiese no acudir al acto. FOTO: Abel Caballero, parcelando una playa de Vigo | aec

Vigo tiene dueño y se llama Abel