Urgen en el Congreso la paralización del parque eólico de Pena do Corvo

Néstor Rego reclama colaboración entre Xunta y Estado en el tema | cedida
|

El diputado de BNG en el Congreso, Néstor Rego, instó ayer al Gobierno central que deniegue la autorización para la construcción de un parque eólico en Pena do Corvo, en Monfero. Supondría la instalación de 13 aerogeneradores –que se sumarían a los 25 ya instalados en el municipio en la actualidad– y un gran impacto en la zona afectando al parque natural Fragas do Eume además de al monasterio de Santa María de Monfero considerado Ben de Interese Cultural (BIC).

“Afectará ao seu modelo de vida, o seu patrimonio natural, artístico e histórico, ademais do económico, pois Monfero ten unha grande dependencia do sector primario, tanto o agrogandeiro como o forestal, que vai ver fortemente afectadas as súas capacidades despois da instalación do parque” recordó Rego.

Es por ello que reclaman al Ministerio de Medio Ambiente y Transición Ecológica que deniegue su autorización y paralice los proyectos de parques eólicos en tramitación y, junto con la Xunta, elabore “unha Planificación Eólica conxunta asentada en criterios de proporcionalidade, racionalidade e equilibrio, que protexa o patrimonio natural e cultural respectando o desenvolvemento e mantemento de actividades de aproveitamento agrícola e forestal”.

Las reclamaciones del BNG en el Congreso son las mismas que las de los vecinos que ayer mantuvieron en el polideportivo municipal una reunión junto a la corporación del Concello para avanzar en la redacción de las alegaciones al proyecto.



El de Caaveiro


Otro de los proyectos de parques eólicos que afectan a la comarca es el de Caaveiro que desde su publicación en el BOE esta misma semana, está a exposición pública. El parque eólico, con una inversión que supera los 75 millones de euros, implicaría la instalación de 14 aerogeneradores y uno más de reserva, distribuidos en los municipios de Neda, Fene, Cabanas y San Sadurniño. De ellos, seis se levantarían en territorio nedense, con dos modelos de aerogeneradores diferentes, entre los 84 y los 115 metros de altura y otros cinco en San Sadurniño –estos cercanos a los 200 metros de altura–. El Parque Caaveiro contaría además con su propia subestación transformadora en Fene, instalaciones de control y medida, sus propias infraestructuras de conexión a la red de transporte y una red de accesos.

Este proyecto forma parte de un conjunto de seis parques eólicos situados en la zona noroccidental de la provincia de A Coruña, en desarrollo por parte de Enel Green Power España SL y con una potencia instalada conjunta de 611 MW. Todos contarían con un mismo punto de conexión a la red, la Subestación de REE As Pontes (posición Grupo 3 de la Central Térmica).

La publicación de los estudios en el BOE abre el proceso de exposición pública, y con él el plazo, que se prolongará hasta el próximo 27 de julio, para la presentación de alegaciones ante el área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno en Galicia. El Concello de Neda tiene previsto convocar reuniones vecinales para aportarles más información sobre el proyecto, mientras que el de San Sadurniño ya convoca la primera para el próximo 25 de junio –20.00 horas en el local de Naraío–. En el encuentro se trasladarán todos los datos disponibles sobre el alcance del proyecto y se contará con el punto de vista de un experto del Observatorio Eólico de Galicia, con el objetivo de facilitarle al vecindario la máxima información. 

Urgen en el Congreso la paralización del parque eólico de Pena do Corvo