Con el corazón en un puño

|

poco a poco se van desentrañando los secretos de ese paseo de poco menos de un minuto de Biden y Sánchez, codo con codo, por un pasillo en la última reunión de la OTAN. Y cuantos más detalles se conocen, menos favorecido sale el presidente español, que soñaba con una foto histórica. De hecho, la administración norteamericana mantuvo en vilo a la española hasta el último momento, sin confirmar si ese corto paseo se iba a producir o no. La culpa fue de quien aseguró que iba a producirse ese encuentro sin tener el visto bueno de los norteamericanos, que, para eso, son muy suyos. FOTO: Sánchez sonríe a biden | efe

Con el corazón en un puño