El reparto a los clubes en la piscina de Caranza deja sin espacio a 200 niños del Natación Ferrol

Calles vacías que no pueden ser usadas por el club saturado de alumnos | cedida
|

El reparto de espacios en la piscina de Caranza para los clubes de la ciudad vuelve a ocasionar las quejas de entidades como el Club Natación Ferrol, que asegura que un total de 225 niños inscritos en las escuelas de natación del club cuentan con plaza asignada pero no disponen de espacio físico para el nado.


Los problemas vienen dados, como ya manifestaron las entidades en varias ocasiones, por la cesión de calles a una entidad deportiva que la infrautiliza y evita que otros niños de asociaciones diferentes puedan llevar a cabo su aprendizaje.


El Club Natación recuerda que tras la apertura de la piscina, cerrada en su momento por la pandemia, se encontraron con que además de la reducción del aforo y de los vestuarios entró en vigor un nuevo reparto del espacio “que nos obriga a ollar baleira a metade da capacidade real da piscina municipal de Ferrol”.


Ante esta situación, demanda al Concello de Ferrol una mayor sensibilidad con esta situación y que “poña canto antes toda a intención política na procura dunha solución para que estes pequenos poidan retomar a aprendizaxe deportiva”. El club asegura que si dispusiese de una o dos calles más de cuatro a ocho podría reanudar los cursos.

El reparto a los clubes en la piscina de Caranza deja sin espacio a 200 niños del Natación Ferrol