Un nombre que es mucho más

|

De la pareja más mediática de la familia real británica no se podía esperar otra cosa que la elección de un nombre para su hija cargado de simbolismo. Nada menos que un homenaje a las dos mujeres con más peso en el universo de los Windsor: la reina Isabel II y Lady Di. Por mucho que la recién nacida Lilibet Diana, que con apenas tres días de vida ya apunta a Lili, haya nacido en California, no parece que sus padres estén dispuestos a que alguien se olvide un segundo de que es de sangre real británica. Aunque a algunos parientes de la pequeña no les haga demasiada gracia. FOTO: Meghan y Harry, con su primer hijo | EP

Un nombre que es mucho más