Entidades sociales comparten la primera milla del Camino Inglés en una andaina inclusiva

El primer tramo partió del muelle de Curuxeiras hasta el atrio de San Francisco | Daniel Alexandre
|

La asociación Aprende a Voar y el Concello de Ferrol celebraron ayer la primera andaina inclusiva que recorrió el Camino Inglés desde su punto de partida, en el muelle de Curuxeiras, hasta la iglesia de las Angustias, en lo que se denomina primera milla del trazado.

No se trataba de una caminata al uso sino que en ella se dieron cita representantes de diferentes entidades sociales de la ciudad y entidades deportivas, culturales y de diversa índole para fomentar la inclusión.

En una ruta realizada por relevos estuvieron presentes asociaciones como Aspanaes, Aspaneps, AXF Ferrolterra, Aprende a Voar CAMF, Asociación Cultural ASCM, Asociación Nuestra Señora de Chamorro y ONCE, que fueron arropados por miembros de instituciones como el Concello, el Puerto, la Junta de Cofradías de Semana Santa o entidades deportivas como el Baxi o el Basketmi con el objetivo, como explicó la edil de Benestar Social y Patrimonio Histórico, Eva Martínez, de “converter os primeiros pasos do camiño no primeiro tramo inclusivo de todos os camiños xacobeos e que sirva de exemplo e guía para o resto do percorrido”.


Trajes tradicionales, música por las calles y bailes improvisados animaron este recorrido social 



La caminata permitió a los participantes recibir sus respectivas credenciales y conchas de peregrinos de acreditan la realización de esta primera milla.

Pero la actividad no se limitó a una caminata de diversos colectivos. La música de lo más animada y variada portada en un carrito por peregrinos vestidos para la ocasión animó a los asistentes y a los viandantes de las calles por las que pasó la comitiva. La fiesta cogió fuerza también en el Cantón donde, en el palco de la música, ofreció una actuación la agrupación musical Virgen del Carmen.

Los participantes se animaron también a bailar en algunos tramos del recorrido. 

Entidades sociales comparten la primera milla del Camino Inglés en una andaina inclusiva