El juicio de 'El Pequeño Nicolás' queda visto para sentencia y su defensa alega "ánimo megalómano", pero no delictivo

El Pequeño Nicolás
|

El juicio a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido popularmente como 'El Pequeño Nicolás', por presuntamente fingir que era un enlace entre Gobierno y Casa Real durante el viaje que hizo a Ribadeo en 2014 ha quedado este lunes visto para sentencia en la Audiencia Provincial de Madrid.


El abogado Manuel Marchena Perea ha insistido en que las conductas de Gómez son "reprochables", pero no constitutivas de delito, en referencia al viaje que hizo en 2014 para reunirse en con el presidente de ALSA, Jorge Cosmen. Ha insistido en que su cliente solo quería "relacionarse con poderosos" para "saciar su ánimo megalómano".


"Hay conductas, sobre todo cuando la gente es joven, que pueden conllevar cierto reproche. Pero eso no es delito", ha señalado el letrado en la última sesión del juicio en la que 'El Pequeño Nicolás' ha decidido no hacer uso de su 'última palabra'.


En el marco de su defensa, el letrado de Gómez ha pedido una sentencia absolutoria. "No se han podido demostrar los elementos de cargos para poder dictar una sentencia condenatoria", ha dicho.


La Fiscalía solicita para Gómez una pena de siete años de prisión y una multa de unos 81.000 euros por presuntos delito de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho activo.


"ESOS CONTACTOS EXISTÍAN"
El abogado ha remarcado que aún en el caso en el que se considerara probado que 'El Pequeño Nicolás' hizo creer al presidente de ALSA que era un "enlace", se presentó "como un cargo que no existe".


"Mi cliente tenía contactos con miembros de Casa Real y Gobierno. No dejaba de ser cierto, aunque se pudiera inflar, que esos contactos existían", ha subrayado el letrado en su intención de exonerar a su cliente de los delitos que se le acusan. "No se puede castigar penalmente a quien ha llevado a cabo un ejercicio de mera jactancia", ha añadido.


El letrado ha subrayado que su cliente "lo único que pidió" a los dos policías que también se encuentran procesados es que se organizara un desplazamiento que diese a entender que era "una persona poderosa".


En la última sesión del juicio han intervenido también las defensas de los agentes que se enfrentan a penas de cinco años y medio de cárcel, un año de inhabilitación y una multa por presentos delitos de usurpación de funciones públicas y cohecho pasivo. Ambos letrados han reclamado una sentencia absolutoria. Ninguno de los agentes ha querido hacer uso de la 'última palabra'.


"MUY CONTENTO"
'El Pequeño Nicolás' ha llegado solo y "escuchando música" a la Audiencia Provincial de Madrid a las 9.25 horas. A su salida del juicio ha asegurado que estaba "muy contento" y que no ha hecho uso de la 'última palabra' porque ni ha querido y ni es obligatorio. Según ha dicho, confía en una sentencia absolutoria.


La sesión ha iniciado a las 10.15 horas con la intervención de la letrada de Podemos, que ejerce de acusación popular en la causa.La letrada Marta Flor Núñez ha repasado las declaraciones de los testigos y de las pruebas documentales y ha reclamado una sentencia condenatoria.


El juicio ha quedado visto para sentencia. Gómez también está a la espera de la sentencia que tendrá que emitir la Audiencia Provincial de Madrid tras el juicio por falsificar su DNI para que un amigo pudiera suplirle en la selectividad de 2012.


El juicio de 'El Pequeño Nicolás' queda visto para sentencia y su defensa alega "ánimo megalómano", pero no delictivo