Barricadas en llamas en Ferrol y As Pontes por la falta de carga de trabajo y el cierre de la central térmica

Foto: Daniel Alexandre
|

La crisis industrial que Ferrolterra arrastra desde hace años, agravada por el cierre de la central térmica de As Pontes y la pandemia de coronavirus, ha vuelto a sacar los trabajadores del naval ferrolano y de la planta pontesa a la calle para demandar soluciones de futuro. Ambas protestas simultáneas arrancaron a las 10.00 horas de las puertas del astillero y la central térmica, para dirigirse al acceso por autovía del puerto interior de Ferrol y a la carretera AG-64 a la altura de As Pontes, respectivamente. En los dos casos, centenares de trabajadores de la empresa principal y las auxiliares marcharon hacia los puntos en los que se celebrarían las concentraciones, cortando el tráfico rodado –en el caso de Ferrol con barricadas de neumáticos en llamas; una acción, no obstante, de la que el comité de empresa se ha desvinculado–.


Así, el presidente del comité de Navantia Ferrol, Emilio García, apuntó en declaraciones a los medios que la situación actual “non é só un problema de Navantia, é un problema de toda a comarca” y por ello decidieron llevar a cabo esta acción conjunta, para “visibilizar esa unidade de obxetivos que temos”. El representante alertó una vez más de la pérdida de capacidades productivas y de la desaparición de empresas y que por ello era necesario “advertir e que esta comarca debe industrializarse”. “Hai empresas que están en sitios moi lonxanos de Ferrol que tamén dependen do sector naval”, señaló Emilio García, recordando, además, que se trataba de una problemática que afectaba no solo a las personas, sino también al tejido empresarial.


En cuanto a la previsión de carga de trabajo para los astilleros, el presidente del comité admitió que se encuentran a la espera de recibir información del Gobierno central por parte de la Delegación en Galicia, pero que, por el momento, no hay ningún proyecto en el horizonte a corto plazo. “Navantia nos informou de que hai varias opcións comerciais por alí, pero son opcións comerciais a longo prazo, que non se comezaría a producir antes de dous anos e que, polo tanto, non é o que necesitamos agora”, zanjó el representante sindical.


Incertidumbre

En el caso de As Pontes, si bien se trata de una situación diferente a la del naval, comparte el sentimiento de incertidumbre de los trabajadores ante una falta de concreción de proyectos y acciones para dar continuidad al empleo en la villa.


El portavoz de la CIG Alberte Amado, señaló durante la protesta que “estamos a reivindicar esa garantía de emprego que está outra vez en entredito” a causa de la ampliación hasta el 30 de junio del proceso administrativo de cierre de la central. Amado apuntó que se buscaba “esixir responsabilidades” a las administraciones para que se cumplan los compromisos adquiridos de cara al cese de actividad en la planta.

Barricadas en llamas en Ferrol y As Pontes por la falta de carga de trabajo y el cierre de la central térmica