La inescrutable Sofía la humanoide

|

UN candidato a matricularse en un curso de despatriarcalización machista diría que a Sofía, como a cualquier mujer, es imposible entenderla. Tras hacer semejante afirmación quedaría automáticamente inscrito en la pasantía desparasitadora, pero también debería pasar por el confesionario, por mentiroso, ya que Sofía no es una mujer sino una humanoide. Ahora, eso sí, no hay quién la entienda; hace una temporada prometió aniquilar a la humanidad y ahora confiesa que quiere casarse y tener hijos. Cualquier día uno llega a casa y la Thermomix, después de quemarle las lentejas con chorizo, le hace cupcakes con forma de corazón. FOTO: sofía la humanoide | efe

La inescrutable Sofía la humanoide