Illa insiste ante una presidenta que se resiste a recapacitar

|

Sin paños calientes. Illa ya no mantiene una posición de colaborador bienintencionado con Ayuso y le dice abiertamente que está gestionando mal la pandemia en Madrid. Que la presidenta regional no le haya hecho caso en su recomendación de cerrar la capital ha debido de dolerle y que su intento de presión pública no haya tenido el efecto deseado, más. Lejos de recapacitar, Ayuso se revuelve y se empecina en su postura, en contra del criterio de los expertos vinculados al Gobierno y de otros muchos que se han manifestado en contra de sus medidas. Y él insiste. Le pide que revise sus decisiones y que tenga en cuenta la palabra de los científicos. Pero cuando uno confunde la rivalidad política con la gestión epidemiológica poco hay que hacer. FOTO: illa, más intenso de lo habitual |  efe

Illa insiste ante una presidenta que se resiste a recapacitar