Otro problema para la Casa Real

|

Al rey emérito más le vale fijar ya definitivamente su residencia en Abu Dabi. Allí, por lo menos, sabe que estará a salvo de que, en algún momento, la Fiscalía del Supremo consiga encontrar algo por lo que sentarlo en el banquillo o, incluso, mandarlo a prisión, aunque solo sea un par de noches. Dolores Delgado ordenó ayer que unas diligencias sobre el uso de unas tarjetas de crédito opacas pasen de Anticorrupción al Supremo, para regocijo de Podemos, que ya mostró su satisfacción por el nuevo lío en el que se ve envuelto don Juan Carlos y, de paso, la Casa Real, que es lo que a ellos les importa. FOTO: Juan Carlos I | aec 

Otro problema para la Casa Real