Y el Ejército llegó también a Cataluña

|

SEguro que a más de uno le salió un sarpullido que tardará bastante tiempo en curársele. Pero aún así, el daño será mucho menor que el que ha evitado el Ejército con sus tareas de desinfección en el puerto de Barcelona y en el aeropuerto del Prat. Ya se sabe que Torra y los suyos siguen creyendo que son diferentes y que tienen derecho a hacer lo que les viene en gana, pero el Estado no puede permitir que por su capricho de que la UME no entre en “su” territorio, se corra el riesgo de que la enfermedad se propague. No les entra en la cabeza que el coronavirus no entiende de fronteras. FOTO: Un miembro de la UE desinfectando un mostrador

Y el Ejército llegó también a Cataluña