Las consecuencias de las navidades las pagamos ahora

|

Las navidades ya son historia, pero es muy posible que estemos comenzando a ver las consecuencias de las celebraciones. La curva de contagios del coronavirus está absolutamente desbocada y eso que, según los expertos, todavía faltan unos días para que veamos el efecto real de esas reuniones familiares y los encuentros con los amigos. Ahora mismo, en Galicia hay 6.700 casos activos que, sin lugar a dudas, son demasiados y, además, este nuevo brote llega en el peor momento, cuando comienza la administración de las vacunas a los colectivos más desfavorecidos. En varias residencias de ancianos han tenido que suspender la inoculación del fármaco debido a la presencia de casos positivos, lo que ha provocado una reformulación de todo el plan. Vienen tiempos duros. Mucho. Ojalá que hayamos aprendido algo de lo que estamos pasando y vamos a pasar cuando lleguen otras celebraciones como el Carnaval o la Semana Santa. Ahora ya no tendremos ninguna excusa. FOTO: Un paciente recibe su vacuna contra el coronavirus | aec 

Las consecuencias de las navidades las pagamos ahora