El hombre que nunca caminó solo

|

se ha ido Michael Robinson y el mundo del fútbol se queda sin un acento inconfundible y una de las figuras más queridas. Tanto que sería misión imposible encontrar a alguien que no tuviese buenas palabras hacia él. El que llegó a España a finales de los ochenta buscando en el mapa una ciudad llamada Osasuna se va siendo tan de aquí como el que más. Decía hace unos días que no creía que la vida le debiese nada más. A todos nos gustaría que le debiese muchos años, pero no es así y tenemos que conformarnos con lo que deja en la memoria un hombre que nunca caminó solo. FOTO: michael robinson | efe

El hombre que nunca caminó solo