En Marea, como las autonomías de antaño

|

EN MAREA vive envuelta en el síndrome de la transición. En aquella época se contaba el chiste de que España pasó de ser una, grande y unida a muchas, pequeñitas y enfrentadas. Algo así le está sucediendo a los emergentes. Pasaron de ser una auténtica alternativa de gobierno a convertirse en una especie de departamentos estancos en los que cada uno va a lo suyo y solo mantienen la unidad por el rédito en forma de éxito electoral que les produce su interesada fusión. El primero en mostrar abiertamente sus divergencias fue Xulio Ferreiro, cuando vio que Villares, el que fuera su candidato, acaparaba demasiado poder y las mareas autonómicas se diluían. Luego llegó Beiras, que se quedó sin cargos y habló de traición por parte de Yolanda Díaz y, ahora, es Eva Solla, llamada a ser la mandamás de EU, la que insiste en que en la formación falta debate político y que es necesario recuperar “o xerme” de la formación. Es decir, que muchos, pequeñitos y, además, enfrentados entre ellos. Así es ahora En Marea. FOTO: EVA solla | aec

En Marea, como las autonomías de antaño