La ensoñación del independentismo

|

Es una desgracia que Cataluña siga siendo España. De no ser así, no solo les iría muchísimo mejor en lo económico y en lo social, sino que, además, habrían tenido muchas menos víctimas durante esta crisis del coronavirus. Esto es lo que asegura (sin tan siquiera ruborizarse) la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó. Lo que Budó no aclara es quién tendría que pagar la factura, por ejemplo de sus hospitales, hundidos y desamparados por la pésima gestión de la Generalitat. A lo peor pretendían hacer lo que ya insinuó Torra, que el resto de los españoles paguemos la factura. FOTO: Meritxell budó, con la bandera a la espalada | aec

La ensoñación del independentismo