Una participación poco participativa

|

a la hora de valorar la herencia de su gobierno en el Ayuntamiento de A Coruña, la Marea siempre presumió de haber abierto nuevas vías de participación ciudadana. Como si ellos hubieran inventado la democracia participativa, eso de ir por los barrios o dejar a un par de ciudadanos hablar en el pleno a las doce de la noche, les parecía lo más de lo más. Sin embargo, parece que ni eso hicieron bien ya que el año pasado, el último que pasaron ocupando la Alcaldía, dejaron sin gastar cerca del 60% del presupuesto reservado para actividades de participación. Es decir, o se les habían acabado las ideas o los ciudadanos ya no compraban esa moto. FOTO: Xulio Ferreiro | aec

Una participación poco participativa