Pablo Iglesias es un espíritu libre

|

pablo Iglesias parece de esos que quieren estar en misa y repicando. Le encanta lo de ser vicepresidente –no pierde ocasión de hacer valer el cargo y a su ansia de poder aún no le hemos visto el límite–, pero cumplir con lo que se espera de una figura relevante en el Gobierno ya no le va tanto. Lo de dar ejemplo no es para él. Es un espíritu libre. Y como tal, va al supermercado sin mascarilla, en contra de la recomendación del Ejecutivo del que forma parte. Eso sí, luego sale en rueda de prensa hablando de la importancia de cumplir las normas y hasta le sale el tono de padre dando lecciones de vida. FOTO: iglesias, en modo vicepresidente

Pablo Iglesias es un espíritu libre