El secreto para una Cataluña feliz

|

JOAN Tardá no tiene pinta de político, más bien parece un personaje secundario de una película americana de los ochenta o un crítico musical al que le empieza a fallar el oído y deja de contar para el star system. Pero es político, es catalán e independentista y, eso sí, se monta unas películas impresionantes, en la que su voz hace de banda sonora. Su último filme tiene como argumento la ruptura de familias que se ha producido en los últimos meses. Tardá, por supuesto, niega que estén relacionadas con el procés: “Ya se habían peleado antes por los cuatro ahorros de sus padres”. Vamos, que si la república elimina las herencias, todos sus súbditos serán felices. FOTO: joan tardá | aec

El secreto para una Cataluña feliz