Donald Trump se sigue revolviendo

|

igual si no fuese quien es, diríamos que su empecinamiento con denunciar fraude electoral es de hombre tenaz y luchador. Pero Donald Trump lo que nos parece es cansino. El típico que no aprendió de pequeño a gestionar las derrotas –seguro que era de los que cuando iba perdiendo se llevaba el balón– y ahora es incapaz de asumirlas. Así que vuelve a la carga y ahora jura y perjura que ya tiene todas las pruebas del amaño y que dará la vuelta a las elecciones si encuentra un juez que escuche su historia “correctamente”. Por si acaso, ya va dejando caer la excusa. Con él la culpa siempre es de otros. FOTO: trump, indultando a un pavo | efe

Donald Trump se sigue revolviendo