Una mordaza correcta

|

SON MIles los españoles que en su día se sintieron muy ofendidos con aquello que se bautizó como ley mordaza. Tantos casi como los que no tienen ni la más mínima idea de lo que regula aquella norma. Sin embargo, es normal que los ciudadanos se indignen cuando alguien les habla de recortar sus libertades básicas. Por ello, resulta llamativo que nadie se haya quejado por la propuesta de Podemos, que quiere una ley mordaza para las ofensas al colectivos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Podemos, por cierto, que defiende a quienes se mofan de las víctimas del terrorismo, por ejemplo. Está claro, en todos sitios hay castas FOTO: pablo iglesias

Una mordaza correcta