Toca levantarse y aligerar peso para remontar el vuelo

MALLORCA VS DEPORTIVO DE LA CORUNA Photo: Cesar Cebolla / ALFAQUI
|

No ocurre en todos los combates, pero tampoco es tan raro que el boxeador considerado como el favorito reciba un golpe en el hígado, otro en el mentón, un tercero en la sien y se vaya KO a la lona. Pasados unos minutos se recupera y al día siguiente ya empieza a pensar en preparase para la próxima pelea. El Deportivo, que no es un boxeador sino un club de fútbol, se ha caído un feixe de veces y se ha levantado otra tantas. Ahora mismo trata de ponerse en pie después de haberse desplomado –con estrépito– en Mallorca. Martí, a quien ya se empezaba a considerar un sabio, demostró que aún le queda un largo trecho para doctorarse. Fue fiel a su planteamiento, eso sí, pero esa lealtad a sus ideas resultó nefasta. Los medios no cortaron un balón en todo el partido y así fue imposible crear juego en el campo contrario. Su futuro, que parecía claro, se oscureció con la derrota en Son Moix y lo mismo sucedió con el de varios jugadores. Por cierto, ¿de qué color es el de dos futbolistas defenestrados por el entrenador a los que muchos aficionados echaron de menos como perros de presa para destruir el juego balear? Toca levantarse; no hay otra. FOTO: los deportivistas, derrotados | alfaquí

Toca levantarse y aligerar peso para remontar el vuelo