Una movilización bastante peculiar

|

la Universidad gallega vivió ayer una extraña jornada de movilizaciones en protesta por la iniciativa de Abanca de montar una entidad privada. Y fue extraña porque el proyecto del banco no va a recibir ni un solo euro público. Por eso, en este contexto, cuesta comprender que uno de los lemas de la movilización fuera “en defensa del sistema público de educación”. Vamos, como si a Escotet se le ocurre coger todos los billete de 500 euros que haya en la caja fuerte de Abanca y les prende fuego. Como mucho tendrán algo que decir sus accionistas y el Banco de España, ya que es delito el destruir moneda. Efectivamente, en Galicia hoy se puede estudiar prácticamente cualquier carrera y a precios muy bajos. Eso es algo de lo que congratularse. Como del hecho de que, en breve, vaya a haber mayor oferta. Es lo que tiene eso de la libre competencia, aunque haya a quien no le guste. FOTO: protesta, ayer, ante una facultad | Quintana

Una movilización bastante peculiar