Del champán al vino de tetrabrick

|

LA vida de Fernando Alonso va a toda velocidad... cuando es peatón, porque sentado al volante encajaría mejor en un documental de La 2 sobre la vida de la tortuga que en la transmisión de una carrera de fórmula 1 narrada con pasión por el calvo de Tele 5. Ahora que se ha pasado a las pruebas de resistencia parecía que había cambiado su suerte. De hecho el pasado fin de semana ganó las Seis Horas de Silverstone. “Todo huele a champán y eso me gusta”, afirmó en la línea de meta. Los comisarios lo descalificaron poco después por irregularidades en el coche. Todo debió empezar a oler entonces a vino de tetrabrick. FOTO: alonso saborea el champán del campeón | aec

Del champán al vino de tetrabrick