Evitar el bochorno de la ministra

|

a nadie le gusta que le afeen algo que ha hecho, por mucho que quien critique sea un experto en la materia. Por ello, el PSOE se ha unido para evitar que a la ministra Isabel Celaá le puedan decir a la cara lo que los profesionales piensan de su reforma educativa. Por eso, ni profesores ni expertos podrán participar en el debate de la ley en el Senado. Lo normal es que toda norma pase por ese filtro pero, en esta ocasión, parece evidente que los socialistas tienen muy claro lo que los directamente afectados por su reforma de la norma van a decir, así que han preferido que su compañera no se tenga que poner colorada. FOTO: isabel celaá | aec

Evitar el bochorno de la ministra