Un derbi gallego descafeinado

|

para cualquier aficionado del Deportivo, el único derbi gallego que existe es el que se jugaba con el Celta, da igual en qué categoría. Porque para que sea un partido que mueva pasiones tiene que haber un punto de rivalidad que con el Lugo no pasa de compañerismo. Y si encima la actuación de los jugadores sobre el césped no ayuda, lo que queda es un derbi descafeinado que no hay campaña publicitaria que lo salve. Al final, lo mejor, dentro de lo malo, es que al menos los blanquizules se llevaron un punto. Aunque muchos volvieron a casa añorando al eterno rival. FOTO: la afición deportivista puso de su parte | quintana

Un derbi gallego descafeinado