Una reunión que nos va a salir muy cara

|

HOY habrá dos versiones muy distintas de la reunión que mantendrán en Barcelona el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en inhabilitado como diputado, pero que sigue como president, Quim Torra. En esa locura que se ha adueñado de la política patria, la reunión de esta mañana llega justo un día después de que el Partido Popular se haya querellado contra Torra por usurpación de cargos, como si al titular de la Generalitat le hubieran importado alguna vez las querellas y, también después de que el Parlament en pleno haya decidido recurrir la inhabilitación de su líder. En este ambiente llega la reunión con la que Sánchez aspira a tender puentes, con la que Torra espera ganar votos del secesionismo de cara a la próxima cita con las urnas en Cataluña y de la que todos los españoles sabemos que nos saldrá muy cara. Todavía no se sabe el precio, pero está claro que Sánchez va al encuentro con la chequera en una mano y el boli en la otra. FOTO: Sánchez y Torra, en una reunión en la moncloa | aec

Una reunión que nos va a salir muy cara