Los independentistas volverán a ganar la batalla por la imagen

|

Cataluña camina, irremisiblemente, hacia el caos. Su presidente, Quim Torra, tiene muy claro que su inhabilitación se puede convertir en un arma muy poderosa para los secesionistas y, por eso, no piensa dar un paso al lado. Lo dejó claro ayer, cuando tras declarar en el Supremo, descartó que vaya a convocar elecciones. La intención del independentistas es encastillarse cuando la Justicia lo cese por desobediencia. Luego llegarán los mensajes lanzados al mundo de la detención de un líder inocente y pacífico, en los que olvidarán, por supuesto, aclarar que esa detención se produce por haber cometido no uno, sino dos delitos. La cuestión es que de nuevo, el secesionismo ganará esa batalla por la imagen en la que siempre salen vencedores. FOTO: Quim Torra, a su salida del Tribunal Supremo | efe

Los independentistas volverán a ganar la batalla por la imagen