El curriculum cambiante de Irene Montero, ministra

|

lo de Irene Montero con la gestión de su imagen pública es un no parar de meter la pata. Desde el escándalo de su escolta/chica para todo semiesclavizada, a su torpe intento de ocultar el logo de una bolsa de Inditex, pasando por su llamamiento al linchamiento público de una ciudadana, todo es un despropósito. Ahora, se ha propuesto reinventarse en un curriculum más acorde –o eso debe de imaginar ella– a su condición de ministra. Así que de su paso como trabajadora por una tienda de electrónica no queda rastro. Y suena mal, la verdad. Como si renegase de ese proletariado que dice representar. En su lugar hace hincapié en sus buenos resultados académicos. Será porque fue a una universidad pública... FOTO: irene montero, con aire ministerial en el congreso | efe

El curriculum cambiante de Irene Montero, ministra