La tan deseada limpieza del fútbol

|

CUANDO era futbolista, Ángel María Villar se movía en el centro del campo, donde se reparte el juego; de ahí pasó a moverse en los despachos federativos, donde se reparten prebendas y él las repartió y las percibió. Hace una temporada se cayó con todo el equipo después de años buscándole las vueltas, que era muchas. Se resiste a irse a casa y denuncia una conjura para ponerlo en la calle. Y es que sabe tanto de conjuras que hasta ha conseguido que la FIFA amenace a España con expulsarla del Mundial. Sería una desgracia, pero si con ello se logra que la limpieza llegue al fútbol español, bienvenida sea la exclusión. FOTO: ángel maría villar | efe

La tan deseada limpieza del fútbol