Un hombre pájaro y un pájaro bobo

|

UN pueblo gallego sin feria medieval y sin verbena en la que la orquesta cante rancheras no es un pueblo gallego. En Andalucía pasa lo mismo, al menos en lo relativo a la feria medieval. En Andújar organizaron una y allí se presentó Juanma, todo un pájaro –no va con segundas–. Se subió a unos zancos, se puso su disfraz emplumado y se convirtió en ave. Como cualquier ejemplar de su especie grazna, pero en Andújar impera la Ley Mordaza y graznó junto a un grupo de hombres entre los que había un policía local. El agente se sintió tan ofendido que le puso una multa de 100 euros. El guardia también debe ser un pájaro, pero bobo. FOTO: juanma, el hombre pájaro | twitter

Un hombre pájaro y un pájaro bobo