Las prisas por volver a aquello de la nueva normalidad

|

En este país somos muy de extremos. Por eso, no es extraño que ante los primeros datos un tanto positivos en esta segunda oleada de coronavirus en la que estamos inmersos ya estemos pidiendo que nos vuelvan a dejar salir de nuestros municipios, que reabran los bares y que se reinicie la festa rachada en la que andábamos. Sin embargo, Feijóo y el conselleiro de Sanidade se encargaron de rebajar las expectativas. Por ahora no hay intención de cambiar las medidas de control, sobre todo porque todavía dista un mundo de que estemos como antes de esta nueva ola. A pesar de que el índice de contagios sí se ha frenado (poco, pero lo ha hecho), la presión hospitalaria que está provocando la enfermedad sigue siendo muy alta, con un elevado número de plazas en las UCI ocupadas por pacientes Covid. Tenemos que ser un poco más pacientes. A nadie le gusta esta situación, pero es evidente que sin la colaboración ciudadana y sin las medidas de autoprotección jamás conseguiremos doblegar esa maldita curva que tanto influye en nuestras vidas. FOTO: El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña | aec 

Las prisas por volver a aquello de la nueva normalidad