Los bomberos de Ferrol "con el agua al cuello"

bomberos
|

Podría tratarse de un corto de humor preparado para competir en cualquier festival de cine, pero no lo es. El vídeo que se muestra en Youtube bajo el título \“Lamentable estado del parque de bomberos de Ferrol\” es real, aunque en la práctica habitual los bomberos no naden ni se duchen en los pasillos, aunque bien podrían hacerlo.
Las imágenes permiten comprobar el estado de abandono de las instalaciones del parque municipal de A Gándara, en el que durante las 24 horas del día y todos los días del año hay gente de servicio, dispuesta a salir ante cualquier emergencia, pero que come, duerme, descansa o simplemente espera las llamadas que puedan producirse, dentro de esas dependencias.
Las primeras lluvias de este otoño han puesto en evidencia el deterioro de las mismas, en las que el agua se cuela por todas las paredes y techos, hasta el punto de que, como se ve en el vídeo, los bomberos podrían ducharse bajo las goteras.
No es ninguna novedad, como lo demuestra el verdín de las paredes, y la habilitación de gran cantidad de cubos y otros elementos de plástico para recoger el agua, fruto de la acumulación de muchas lluvias anteriores.
También hay problemas en los aseos –en el vídeo se puede apreciar que un water está inhabilitado por atasco– y las filtraciones afectan también a la zona del gimnasio, así como a diferentes dependencias.
Como consecuencia de ello, los bomberos dicen estar \“con el agua al cuello\”, tanto por las goteras como por las bajadas de sueldo, el incumplimiento de los servicios mínimos, la pérdida de salario por enfermedad profesional, la falta de material de protección, una flota de vehículos obsoleta y la eliminación del plan de formación.
Y se preguntan si este cúmulo de despropósitos obedece a una clara intención de debilitar los servicios públicos de cara a su privatización, o es \“la obra de unos irresponsables que no han tenido más oficio ni beneficio que el de la política, sin otro interés que el de crear el bien para sí mismos\”.

Los bomberos de Ferrol "con el agua al cuello"