“Los niños son los que más sufren el conflicto sirio”

Montero Fenollos - Exposicion Arte x Siria
|

No han podido regresar a Siria desde que estalló la guerra en el país pero, lejos de olvidarse de la tierra que les ha proporcionado interesantes hallazgos y fuertes lazos de unión con sus gentes a lo largo de siete campañas, el equipo del proyecto arqueológico PAMES –dirigido por el profesor de la Facultad de Humanidades de Ferrol Juan Luis Montero Fenollós, se vuelca ahora con el que quizás sea el colectivo más vulnerable en todo conflicto, los niños. A todos aquellos que en la actualidad no tienen más hogar que los campos de refugiados va dedicada una exposición solidaria de fotografía y pintura que puede ser visitada hasta el 13 de junio en la sede de la Fundación Novacaixagalicia de Ferrol. La venta de las obras se realizará a través de la web www.arqueologiaoriente.com.

¿Qué es Arte X Siria?
Hemos estado trabajando en Siria 7 años, desde 2005 a 2011, en cooperación con compañeros que viven allí. A partir de marzo de 2011 estalla la crisis en Siria y toda esta colaboración se interrumpe. Ante esta situación, se me ocurrió que algo teníamos que hacer. Allí se mezclan dos dramas: el más importante, lógicamente, es el humanitario, pero luego otro drama, el patrimonial, el patrimonio cultural que también está siendo masacrado de una manera irreversible. Y qué mejor que ayudar en primer lugar a los niños, que son la parte más débil y que más está sufriendo el conflicto.

¿Cómo está afectando la guerra al colectivo infantil?
Según datos de Unicef, en lo que va de conflicto han fallecido unos 10.000 niños, hay más de un millón de menores refugiados en unas condiciones infrahumanas en muchos casos. Más de la mitad de la población infantil está afectada por esta crisis, es decir, el futuro de Siria. Se calcula que hay casi 40.000 niños que deambulan por campos de refugiados.

¿Y qué se pretende con esta exposición?
El objetivo es vender las obras aportadas por cuatro personas que han trabajado en el proyecto, los fotógrafos ferrolanos Eloy Taboada y Víctor Rivera, y los pintores andaluces Francisco Carreño y Franchu Medialdea. Cada uno aporta diez trabajos. Los beneficios de la venta de los mismos irán destinados a programas que Unicef está desarrollando en los campos de refugiados. Nos interesa sobre todo que los fondos se inviertan en temas de escolarización, que también es un problema gravísimo. Y al mismo tiempo sensibilizar a la gente sobre el conflicto sirio.

¿Qué nos ofrecen estos cuatro artistas en Arte X Siria?
Cada uno nos ofrece una visión muy diferente del tema. Eloy Taboada acerca la parte más sensible y sentimental. Son retratos de niños hechos antes del conflicto. Víctor Rivera toca la parte arqueológica, nos muestra una selección de los diferentes hallazgos. En el caso de las obras de los dos pintores, predomina el paisaje y el patrimonio. Francisco Carreño muestra una serie de obras hechas in situ, al natural, como la del Éufrates a distintas horas del día; las de Franchu Medialdea se centran en las mezquitas de diferentes ciudades sirias.

Creo que Arte X Siria va más allá de la propia exposición...
Sí, en realidad hemos constituido un grupo de trabajo de siete personas dentro del PAMES, con el objetivo de realizar actividades y acciones para denunciar la crisis humanitaria y la destrucción del patrimonio cultural en Siria. También me gustaría destacar la implicación de dos alumnas de la Facultad de Humanidades en esta iniciativa, ya que están haciendo una labor de difusión muy buena, además de organizar las visitas guiadas a la muestra, totalmente gratuitas, y que son los viernes. n

“Los niños son los que más sufren el conflicto sirio”