El grupo Navantia prepara un “Plan de Empleabilidad” para ocupar a su plantilla

Manifestacion Navantia en la Agencia Tributaria
|

La dirección de Navantia y la parte social volvieron a encontrarse ayer, tres meses después de su última reunión, con un resultado igualmente decepcionante en cuanto al horizonte de carga de trabajo. De hecho, la compañía pública anunció al comité intercentros que en breve concretará un \“Plan de Empleabilidad\” dirigido a dotar de contenido el alto nivel de subactividad que se prevé este y el próximo año.
Fuentes del intercentros señalaron que Navantia cuantifica en 1.500 las jornadas anuales \“en blanco\” tanto para el presente 2014 como para el próximo 2015 en todos los astilleros del grupo. Es decir, habrá una suma de más de 2,5 millones de horas de capacidad desocupada que equivalden a tener mano sobre mano a 1.500 trabajadores, casi el 30% de la plantilla. Para paliar la situación, la compañía prevé poner en marcha el citado \“Plan de Empleabilidad\” de cuyo contenido, no obstante, no se concretó apenas nada más allá de que incluirá actividades de formación.
En cuanto a los contratos, el resultado de la reunión fue especialmente frustrante. Fuentes del comité señalaron que del contenido del encuentro ni siquiera se deduce que existan conversaciones entre la dirección del grupo público y el Gobierno para decidir cómo se concreta el anuncio del ministro Cristóbal Montoro, algo que en opinión de los representantes sindicales habla de la consideración que tienen los actuales gestores de Navantia. Se cumplen ya dos meses desde que el titular de Hacienda afirmó en el Congreso que el Gobierno encargará \“algún\” barco a Navantia para su posterior venta, aunque en caso de no resultar finalmente exportable la propia Armada Española podría quedarse con él. Desde entonces, no ha habido más que especulaciones sobre cuál será el encargo que se concretará, según se da por hecho, de aquí a las próximas elecciones europeas.
En la reunión, en la que estuvieron presentes responsables de las áreas financiera, comercial y de recursos humanos de Navantia, volvieron a repasarse las opciones comerciales que la compañía ve más probables. La dirección del grupo público sigue siendo optimista en cuanto al encargo de un buque metanero para Gas Natural y sobre la construcción de componentes para el parque eólico marino de Wikinger. Además, confía en que lleguen los contratos de Catar, aunque como ya se avanzó en la reunión celebrada en el pasado mes de enero es sumamente improbable que ninguna de las opciones comerciales que defiende Navantia en estos momentos fructifique a tiempo para llevar trabajo a las gradas de los astilleros públicos antes de, al menos, el segundo trimestre del próximo año 2015. n

El grupo Navantia prepara un “Plan de Empleabilidad” para ocupar a su plantilla