El nerviosismo de Santiago Abascal

|

santiago Abascal anda últimamente de los nervios. Su fallida manifestación en Ceuta, que terminó en rueda de prensa en un hotel y el plante a una entrevista no son más que la demostración de que las cosas no le están saliendo como esperaba al líder de Vox. Es cierto que en los comicios madrileños creció, pero seguramente no tanto como esperaba y mucho menos de lo que quisiera. El hundimiento de Podemos es el espejo en el que se puede mirar la formación verde pues demuestra, claramente, que los populismos andan en horas bajas. De ahí que lo suyo, ahora, es que se tome una tila. FOTO: Santiago Abascal

El nerviosismo de Santiago Abascal