Lo peor de las crisis es lo mismo de siempre

Pedro Sánchez replica a Pablo Casado en la sesión de control en el Congreso | EP
|

Las crisis, ya se sabe, sacan lo mejor y lo peor del ser humano. Lo mejor lo hemos visto en imágenes de voluntarios rescatando bebés del agua y abrazando a inmigrantes que tiemblan de frío y de miedo. Lo peor, para variar, está en el Congreso. Las reacción a lo que todos entienden que es un desafío por parte de Marruecos es, cómo no, la confrontación. Eso de ‘el Gobierno le queda grande’, ‘dimita’, ‘no tiene plan’ y demás lindezas que todos nos sabemos, porque son siempre la misma cantinela. Y llega un momento en el que parece que da exactamente igual cuál sea el motivo de la pelea política. Y que lo de el interés general y la lealtad institucional de la que les encanta hablar a unos y a otros es solo para que quede bonito en las noticias. Cada cual seguirá haciendo la guerra por su lado, incapaz de dejar el papel de enemigo, cada día más obtuso y creyendo, en su empecinamiento, que así se gana el favor de los votantes. Si es que no se cansan de darnos motivos para que los despreciemos.

Lo peor de las crisis es lo mismo de siempre