La calle Alegre comienza a lucir las nuevas farolas propias del barrio

Las primeras nuevas farolas ya quedaron ayer instaladas | daniel alexandre
|

Farolas de gran altura, líneas rectas y con uno y dos brazos comienzan a poblar la calle Alegre de Canido, dando continuidad al estilo de urbanización que se comenzó con el plan Urban y que ahora continúa en cada actuación que se lleva cabo en este barrio para conseguir una uniformidad urbanística. De este modo, los nuevos báculos son similares a los que ya se pueden ver en calles como Barrié de la Maza.


Ayer comenzaron a colocarse las primeras luminarias, una acción que continuará durante las jornadas de hoy y mañana ocasionando algunos cortes de tráfico y desvíos provisionales en la circulación rodada, salvo para acceder a los garajes particulares.


La actuación supone la sustitución de la iluminación pública de la calle Alegre por otra de tecnología LED y con columnas y elementos de sujeción coherentes con los de las diferentes zonas del barrio, hasta conseguir un conjunto urbano integral. La actuación implica, asimismo, mejoras en la gestión de la iluminación, con la ordenación en un único centro de mandos de las redes anexas a esta calle.


Las nuevas farolas cuentan mayoritariamente con dos brazos, uno de siete metros dirigido a la calzada y otro de cuatro con iluminación hacia la acera. También habrá algunas simples a lo largo del vial. Son báculos de color negro, con poste cilíndrico y focos cuadrados y se prevé la instalación de unas 36 luminarias de este tipo, en esta fase de obras. La renovación de la iluminación se concentra en su mayor parte en la calle Alegre aunque también se interviene en las calles Mayola, Corral de Chapón, Santos, Coruña, Celso Emilio Ferreiro, Navegantes y Plaza de Canido.


Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de dos meses.


Con esta actuación, tal y como explicó el concejal de Urbanismo, Julián Reina, “darase continuidade ás últimas intervencións en Canido, como o plan Urban”. En este sentido, la obra, con un presupuesto de unos 300.000 euros, viene a completar la colocación de nuevas farolas que no se modificaron en su día cuando se procedió a la ejecución de la reurbanización de la calle Alegre.

La calle Alegre comienza a lucir las nuevas farolas propias del barrio