Cerca de 5.000 niños han quedado huérfanos por los feminicidios en México desde 2018

Feminicidios en México
|

El Gobierno de México ha censado a 4.966 menores de edad en orfandad por el asesinato de sus madres a manos de sus parejas o exparejas desde diciembre de 2018 hasta marzo de 2021, según datos de las fiscalías de los estados, recabados por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y recogidos por el diario 'El Universal'.


El informe del organismo, dependiente de la Secretaría de Gobernación, muestra que, si se suman los datos provisionales de abril --104 niños y adolescentes más--, la cifra alcanza los 5.072 huérfanos por feminicidios en México.


El promedio mensual es de 177 casos de orfandad por feminicidio entre diciembre de 2018 y marzo de 2021, lo que significa al menos cinco huérfanos al día --5,9--. Desde entonces, se han perpetrado 2.222 feminicidios en México, según los datos más recientes en el Sistema de Seguridad Pública, que llegan hasta marzo, que han dejado un promedio de dos niños huérfanos por cada caso.


Según el citado medio, con el censo, el Gobierno pretende realizar un padrón de huérfanos para poder auxiliarlos con terapias y becas para estudiar. También tiene la intención de ayudar con recursos económicos a quienes se hacen cargo de ellos, que suelen ser sus abuelos o tías.


De la misma forma, se busca identificar casos en los que los menores se hayan quedado en manos de feminicidas que no hayan sido procesados o que vivan en casa de los familiares de los perpetradores, donde son maltratados, estigmatizados o culpabilizados porque sus padres estén presos.


Así, la idea es instaurar un protocolo para continuar censando a los menores. Algunos estados mexicanos, como Oaxaca y Coahuila, ya tienen programas de apoyo de este tipo. De forma paralela, el Gobierno de México busca que reciban trato psicológico para que crezcan con normalidad y que los varones no repitan patrones de violencia y las menores no asuman comportamientos sumisos ante hombres violentos.


Cerca de 5.000 niños han quedado huérfanos por los feminicidios en México desde 2018