La primera noche sin toque de queda en Galicia se salda con algunas sanciones por la mascarilla o estar de botellón

Calle de la Barrera, anoche, en A Coruña/M. Dylan / Europa Press
|

Agentes de los cuerpos de Policía Local de distintas ciudades gallegas han interpuesto sendas denuncias a personas que se reunieron con no convivientes después de las 1,00 horas, no utilizaron mascarillas y participaron en 'botellones' y fiestas ilegales en la primera noche en la que se relajaron las restricciones aplicadas por la pandemia.


En concreto, este fin de semana dio comienzo la desescalada con la ampliación de horarios en la hostelería que entró en vigor este sábado --bares a las 23,00 horas y restaurantes hasta las 1,00 horas-- y la eliminación del estado de alarma y el cierre perimetral de la comunidad, que tuvieron lugar este domingo.


Según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia, durante la noche de este sábado a este domingo se observó una mayor afluencia en las calles de la comunidad y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado intervinieron en 'botellones' y fiestas ilegales celebradas en viviendas, aunque no se produjeron incidentes de gravedad.


Fuentes municipales de A Coruña han explicado que durante la pasada noche agentes de la Policía Local de la ciudad propusieron para sanción a dos personas no convivientes por reunirse entre las 01,00 horas y las 06,00 horas, un periodo en el que los encuentros están limitados a personas que residen en el mismo domicilio. Además, actuaron del mismo modo con una persona que incumplió la obligatoriedad del uso de la mascarilla y otra que participó en un 'botellón'.


Asimismo, el servicio de Urgencias del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) atendió a un total de 37 personas, entre ellas, una que había sufrido una intoxicación etílica y otra que había sido agredida.


En Santiago, el concejal de Seguridad, Gonzalo Muíños, ha indicado que se desmantelaron tres fiestas ilegales que se celebraban en distintas viviendas, aunque la noche transcurrió "mejor de lo esperado". Además, ha apuntado que la presencia de los agentes de la Policía Local permitió que las personas que se habían congregado en torno a las 22,30 horas en la zona de Monte de Deus abandonasen el lugar.


Así las cosas, el edil de Seguridad compostelano ha concluido que la noche fue "tranquila" y ha confiado en que esta situación se mantenga "por el bien de todos".

La primera noche sin toque de queda en Galicia se salda con algunas sanciones por la mascarilla o estar de botellón